Search

La pasión por conocer a Cristo

Updated: Jun 6

Filipenses 3.3-12

Afirmar que conocemos a alguien significa, por lo general, que sabemos información de la persona o que sabemos que existe. Sin embargo, así es como muchos cristianos “conocen” a Jesucristo —están conscientes de que es el Salvador del mundo, que murió en nuestro lugar y que resucitó para sentarse a la diestra del Padre. Esos son los hechos, pero la recopilación de datos no dará satisfacción duradera. En vez de eso, pregunté: ¿Quién es este Jesús y por qué renunció voluntariamente a su vida? La búsqueda de respuestas da comienzo a un viaje hacia la intimidad y al conocimiento verdadero de Él.


Al reconocer a Jesucristo como nuestro Salvador, somos bendecidos con la redención y una relación espiritual. Pero aunque hemos ganado el cielo, es posible perder el tesoro de experimentar a Cristo como nuestro Señor y amigo. Pocas personas profundizarán lo suficiente en las Sagradas Escrituras, o pasarán el tiempo en oración para conocerlo como Aquel que nos restaura. El apóstol Pablo estaba tan familiarizado con Dios, que veía su propia historia y sus experiencias como insignificantes en comparación con el conocimiento del Señor Jesucristo (Fil 3.7).


Si usted quiere tener sed del Salvador, como Pablo, las Sagradas Escrituras y su experiencia con el Señor pueden avivar su pasión. Comience abriendo la Palabra y bebiendo de Él.

Biblia en un año: Levítico 24-25


Ministerios En Contacto.